"Conciencia animal", premio "Respeto a los animales"

El reportaje "Conciencia animal" que publicó "ES" el 5 de marzo de 2011 ha sido galardonado este sábado 8 de junio de 2013 con el premio "Respeto a los animales" en un acto al que han asistido, entre otros, Steven Wise, profesor de la Universidad de Harvard y "padre" del derecho animal, el filósofo Jesús Mosterín, Carmen Méndez, presidenta de la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (ADDA), Manuel Cases, vicepresidente de esa misma asociación, y Fernando Turró, impulsor del certamen.

Este premio con catorce años de historia tiene por objetivo distinguir aquellos trabajos que pongan de manifiesto las penosas condiciones en que se hallan actualmente los animales destinados al consumo humano, a los que se les somete a todo tipo de situaciones estresantes, ajenas a su biología y forma de vida, a la ingestión de fármacos y productos para aumentar su rentabilidad, a un transporte cruel y degradante, a la cría intensiva en jaulas y a toda clase de manipulaciones para incrementar la productividad.

Por lo demás, la entrega del premio, consistente en una escultura de Quim Falcó, que reproduce la cresta de un gallo, además de un cheque de 3.000 euros, tuvo lugar en una comida celebrada en el Gran Hotel Havana de Barcelona y, personalmente, fue un verdadero honor, tanto por lo inesperado (es la primera vez que me presento a un certamen de estas características; si lo hice, fue porque los organizadores me animaron a concurrir), como por el hecho de que Karen Dawn, Steven Wise o Jesús Mosterín formaran parte del jurado. Tanto es así, que en mi breve discurso sólo acerté a dar las gracias a los allí presentes y a tener un recuerdo para algunos animales que me han animado a escribir artículos como "Conciencia animal", "Amigo simio" u "Ojalá pudiéramos entendernos".

Me refiero a los perros "Milú" y "Pulga", a un periquito que rescaté del contenedor de la la basura con una pequeña infección en los ojos (que se solucionó fácilmente con una visita al veterinario y tres euros), a una culebra de agua que adopté en Rubielos de Mora (Teruel) teniendo ocho años y a la que, por una razón que se me escapa, llamé "Charly", así como a un buen número de peces, tortugas y animales de diversas especies que me alegraron muchas mañanas, tardes y noches y que me enseñaron, entre otras muchas cosas, a respetar al prójimo.

 

 

 

 

 

 

Publicado en: 
Desarrollo web, diseño y mantenimiento: Toni Carpio - tc@tonicarpio.com - tonicarpio.com